Seguidores

lunes, 26 de febrero de 2018

trampantojo cervecero


Ingredientes para 1 copa grande:
-400 ml de agua
-1 sobre de gelatina de limón
-2 bolsas de té rojo
*****Si el sobre de gelatina fuera de naranja no harían falta las bolsas de té, son para dar un color más realista, y además le da un sabor muy rico.
Se puede aumentar la cantidad de todo y ponerlo en jarritas individuales y vasos de usar y tirar trasparentes que parezcan un vaso de cerveza y quedará genial.

Ponemos el agua al fuego y cuando rompa a hervir echamos el gelatina, revolvemos bien y apagamos. Vertemos sobre la copa RESERVANDO UN POCO PARA HACER LA ESPUMA.

Lo que hemos reservado lo dejamos enfriar sin que llegue a cuajar (es importante que esté frío porque si aún sigue templado no sale bien). Batimos con varillas (mejor eléctricas) y con una cuchara echamos sobre la copa que AÚN ESTARÁ SIN CUAJAR. Llevamos a la nevera y comemos cuando esté lista.

¿qué hacemos si se nos ha cuajado ese poco que teníamos reservado para hacer la espuma? volver a calentarlo y repetir el proceso...dejarlo enfriar y volver a montar. :))))

Bizcocho esponja Sifón al microondas para postres y decoración


Son unos bizcochos, que se hacen en pocos minutos, y resultan muy tiernos y esponjosos. Además vamos a manchar muy pocos utensilios, que también, es una ventaja.
Necesitaremos, un sifón para espumas. Los sifones para espumas, podéis encontrarlos ya, en casi todas las tiendas, de utensilios de cocina. En páginas online, también tenéis mucha variedad. Lo que debes buscar, es un sifón de espumas que tenga buen precio y que sirva tanto para frío como para caliente (que incluso se pueda calentar al baño María).

Yo utilizo el de 1L. pero para casa, con el de 1/2 L. es suficiente. Para el de 1L. Utilizaremos 2 cargas de N20, y para el de 1/2 L. una sola carga.
Imprescindible también, contar con unos vasos de plástico desechables, y por supuesto, un microondas.


Ingredientes para los bizcocho esponja al microondas

Esponja de pistacho al microondas
90 g. pasta de pistachos
135 g. claras de huevo
90 g. yemas de huevo
90 g. azúcar
30 g. harina común

Procedimiento
Preparar el Bizcocho esponja de pistacho

Comenzamos preparando los Bizcocho esponja al microondas, de pistacho. En recipiente de un batidor túrmix, introducimos todos los ingredientes de la lista, no importa el orden, todos juntos. Trituramos, hasta que obtengamos una masa bien homogénea, y sin grumos. Colamos la mezcla, con un colador muy fino, para evitar que algún grumo de harina, o cualquier otro ingrediente, pudiera obstruir la válvula de nuestro sifón.

Rellenamos el sifón con la mezcla, ayudándonos con un embudo, si queréis. Lo cerramos correctamente, y le colocamos dos cargas de N20, para sifones de 1L. y 1 carga para los de ½ L. Agitamos el sifón unos segundos, para que el gas, se mezcle con el contenido. Guardamos tal cual en el frigorífico, cerca 2 horas.

Disponemos de unos vasos de plástico desechables. Con unas tijeras, o un cuchillo, hacemos unos 3 o cuatro cortes verticales, en la base de los vasos, tal y como se muestra en el video, con el fin de que fluya el calor.

Transcurrido el tiempo de reposo de la mezcla, sacamos el sifón del frigorífico, y lo agitamos de nuevo, unos segundos más, boca abajo. Vertemos lentamente el contenido (apretando suavemente la palanca del sifón), en uno de los vasos de plástico, justo hasta un poquito menos de la mitad, como máximo, ya que durante la cocción en el microondas, la masa va a subir bastante.




Esponja de avellana al microondas
90 g. pasta de avellanas
135 g. claras de huevo
90 g. yemas de huevo
90 g. azúcar
30 g. harina común

Preparar la esponja de avellana
Vamos con los Bizcocho esponja de avellana. Haremos exactamente los mismos pasos que para la esponja de pistacho, solo que cambiando el ingrediente principal, en vez de pasta de pistacho, la sustituiremos por pasta de avellana. El procedimiento es el mismo: Mezclar todo con el batidor de cuchillas, colar, introducir en el sifón y cerrar.

Colocaremos dos cargas nuevas, una, si el sifón es de ½ L. Agitamos y enfriamos en la nevera un par de horas. Cortamos la base de los vasos, rellenamos hasta casi la mitad, y cocinamos a la misma temperatura. Dejamos enfriar boca abajo 10 minutos.



Esponja de chocolate al microondas
60 g de almendra tostada molida
135 g claras de huevo
90 g yemas de huevo
90 g de azúcar
30 g de harina común
40 g de chocolate negro al 70%, derretido

Preparar la esponja de chocolate
Repetimos el procedimiento de nuevo, con los ingredientes de la lista. En este caso, hemos añadido avellanas, porque el chocolate derretido, tiene una consistencia más fluida, que por ejemplo, la pasta de avellana, o de pistachos.

Notas y sugerencias
Los bizcochos esponja, con sifón de espumas, se pueden preparar con algo de antelación, pero siempre debemos dejarlos dentro del vaso, y boca abajo sobre una rejilla, y desmoldar en el momento justo de utilizar. Es un bizcocho muy tierno y esponjoso, pero fuera del vaso, se seca con facilidad.

El tiempo de cocción en el microondas suele ser de 40 a 45 segundos, a potencia máxima. Pero, como pasa con los hornos, no todos los microondas son iguales, ni cuentan con la misma potencia. Entonces, os sugiero que vayáis probando, uno lo cocinamos 40 segundos, otro 45, así vemos cual nos queda mejor, incluso, podéis alargar 5 o 10 segundos más.

Podéis preparar bizcocho esponja del sabor que queráis. Turrón, fresa, plátano….. Una alternativa muy práctica, es utilizar las pastas que ya todos conocéis, las de Home Chef por ejemplo. Ya vienen elaboradas, hay mucha variedad de sabores, y son sencillísimas de usar. Las podéis encontrar en varias tiendas online, por ejemplo aquí.

Aunque en este caso, la pasta de pistachos, la podéis realizar en casa, si queréis. Es muy fácil, solo debéis triturar pistachos crudos (sin tostar), en el vaso del túrmix, con un chorrito pequeño, de algún aceite suave, de girasol mismo. La cantidad de aceite, es relativa, vais añadiendo muy poco a poco, hasta lograr una textura homogénea, y un poco pastosa, y espesa.

Para la pasta de avellanas, tostamos en el horno, unas avellanas con piel. La pelamos, y troceamos, Trituramos primero la mitad, y luego el resto. Veréis que poco a poco, las avellanas van soltando su aceite natural. Y la textura pasa de un polvo, a un líquido denso. Dejamos reposar, y ya la podemos usar.


Cocción de los Bizcocho esponja al microonda
s
Cocinamos en el microondas, a potencia máxima (unos 800-900 w), durante 40-45 segundos. La parte superior, debe estar completamente cocida, sin restos de espuma. Dejamos enfriar el bizcocho, dentro del vaso, sobre una rejilla, y boca abajo, unos 10 minutos. Repetimos la operación, con el resto de los vasos. Debemos rellenar y cocinar los bizcochos, de uno en uno, para que la cocción sea la adecuada.

Para desmoldar, pasamos la punta de un cuchillo por el borde, y la pared interior del vaso, para despegar el bizcocho, y poder extraerlo fácilmente. Entonces, lo podemos romper con las manos, para hacer trozos más pequeños, y acompañar postres, helados


Esponja y jabón de almendra y café


Ingredientes: Xantana
Personas :
4

Tiempo de preparación :
20 min

Tiempo de enfriado :
2h

Dificultad :
Media

Esponja y jabón de almendra y café

No todo es lo que parece

Tag: Sibaritas
Iker Erauzkin


Ingredientes: Xantana
Personas :
4

Tiempo de preparación :
20 min

Tiempo de enfriado :
2h

Dificultad :
Media

INGREDIENTES
Para la esponja:

70 gr almendra molida
25 gr aceite de oliva
3 claras de huevo
4 yemas de huevo
80 gr azúcar

Para el jabón:

200 gr chocolate blanco
50 gr mantequilla
1 café expresso
50 ml nata liquida

PREPARACIÓN
Para la esponja:

Trituramos todos los ingredientes durante 3 minutos hasta obtener una crema lisa y homogénea, introducimos la crema en un sifón y agregamos dos cargas de gas.
Llenamos la base de un vaso de plástico, la mitad del vaso aproximadamente, con la espuma de almendra y cocemos al microondas durante 20 segundos.
Dejamos enfriar con el vaso al revés para que no se baje la esponja, mejor un par de horas en la nevera. Servimos acompañado del jabón de café.

Para jabón de rosas

Atemperamos el chocolate junto a la mantequilla al baño maría. Mezclamos bien hasta obtener una masa de trufa, introducimos la masa en moldes de forma circular y dejamos enfriar.
Mientras tanto, cocemos la nata con una pizca de vainilla, una vez espese la nata, agregamos un par de cucharadas de café espresso y une cucharadita de azúcar, dejamos enfriar y reservamos.
Una vez frío el chocolate, retiramos del molde dando forma de pastilla de jabón.

PRESENTACIÓN
Rellenamos una mitad circular con la crema de café y pegamos otra mitad ofreciendo un poco de calor a las juntas, debemos obtener algo similar a una pastilla de jabón. Podemos espesar la crema de café con una pizca de xantana.

Para terminar de dar un aspecto de jabón, emulsionamos leche aromatizada con unas gotas de agua de azahar y una pizca de azúcar.

SALCHICHÓN DE CHOCOLATE


Ingredientes:

200g de chocolate negro 70%
10 galletas troceadas
80g de avellanas partidas en trozos
20g de almendras partidas en trozos
100g de mantequilla
Mermelada de naranja
Azúcar glasé

Preparación:


Deshacer el chocolate en el microondas.

Echar encima la mantequilla y mezclar hasta que esta se deshaga por completo y quede una mezcla homogénea.

Incorporar las avellanas y las almendras troceadas, las galletas y un par de cucharadas de mermelada de naranja. Mezclar todo bien.

Echar esta mezcla sobre papel de cocina transparente o papel film y envolver dándole la forma de un caramelo. Envolver de nuevo en papel de aluminio y dejar enfriar en el frigorífico unas horas.

Desenvolver con cuidado y rebozarlo en azúcar glasé para darle el aspecto de un salchichón.

Variedad de croquetas 10 recetas


En todas estas recetas partimos de una bechamel básica según el ingrediente principal, carne o pescado, mariscos etc

INGREDIENTES para 4 personas: RECETA BASICA

3 cucharadas de mantequilla (o mitad aceite y mantequilla)
4 cucharadas colmadas de harina
3 vasos de leche (200 ml). Si las croquetas son de pescados frescos o carnes ponemos 2 vasos de caldo y 1 de leche (caldo de carne o pescado, según las croquetas)
Media cebolla
Nuez moscada, sal y pimienta

ELABORACIÓN

Ponemos el aceite y mantequilla al fuego y en un recipiente antiadherente. Salteamos un poco de cebolla muy picada.
Después se añaden el jamón, pescado, restos de puchero…(los ingredientes que vayamos a utilizar). Espolvoreamos de perejil (o hierbabuena si son de carne) y salteamos hasta que que los ingredientes se calienten.
Incorporamos la harina sin dejar de mover. Cuando está ligada y dorada añadimos leche y caldo (pescado o carne, según los ingredientes). Lo hacemos poco a poco, integrando bien antes de seguir añadiendo. Removemos hasta que vaya espesando la masa, y si está demasiado espeso añadimos más leche. Añadimos una yema de huevo, nuez moscada y pimienta al gusto.
La bechamel tiene la consistencia adecuada para croquetas cuando, al remover con cuchara de palo, se despega de las paredes de la sartén donde la estamos haciendo.
Dejamos enfriar en otro recipiente más bien plano. Cuando estén del todo frías liamos las croquetas (podemos ayudarnos con 2 cucharitas), y las pasamos por la clara batida y otro huevo batido completo, y después por pan rallado, mientras les vamos dando forma.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

En general todas las croquetas admiten una yema en la masa. Después, para liarlas, utilizamos la clara batida
Las croquetas se pueden congelar una vez empanadas teniendo cuidado de que no se peguen unas con otras. Para freírlas no es necesario descongelar pero es mejor dejarlas un rato a temperatura ambiente para que se hagan bien por dentro.

Es mejor remover la sartén con cuchara de madera o silicona. Simplemente es por no dañar la sartén porque esta receta necesita que se remueva sobre el fondo del recipiente sin parar.

Aunque la croqueta esté muy sabrosa compuesta de un buen caldo, siempre aporta muchas cremosidad añadir también algo de leche, al menos 1 parte de leche por 2 de caldo.

Para estos procesos de empanado siempre recomiendo por comodidad y por higiene utilizar unos guantes de silicona. Puedes engrasar con unas gotas de aceite de girasol. Impiden que la masa se pegue a las manos y facilita el proceso.

Para que las croquetas no se abran al freírse tienes que asegurarte de que la masa está lo suficientemente consistente. El aceite debe estar caliente y empezar a humear, pero nunca a temperatura extrema porque la diferencia de temperatura al freír también puede romperlas. Si el aceite no tiene la temperatura adecuada y está demasiado frío también suelen abrirse.


Distintos sabores:

De jamón y queso: 100 gr. de jamón york en una loncha gruesa o jamón serrano – 3 cucharadas de mantequilla – 4 cucharadas colmadas de harina – La leche necesaria – 100 gr. queso emmental rallado – Sal y pimienta molida
Rehogamos el jamón en daditos en mantequilla. Añadimos la harina (4 cucharadas), doramos y vamos poniendo la leche. Al final, agregamos el queso rallado, sazonamos (puede no ser necesario si hemos usado jamón serrano) y mezclamos bien. Dejamos enfriar para hacer las croquetas.

De parmesano y mortadela
: Las cantidades anteriores de harina y mantequilla – 1 buen trozo de mortadela italiana (sin aceitunas) – 1 paquete de queso parmesano rallado o en polvo (100 gr)
Doramos la mortadela picada en la mantequilla, añadimos la harina y preparamos la bechamel sin dejar de remover. Al final incorporamos el queso rallado y mezclamos muy bien. Dejamos enfriar antes de liar las croquetas.

De rabo de toro: Unas piezas de rabo de toro guisado – Un par de cucharadas de la salsa del guiso
Después de guisar un rabo de todo, puedes aprovechar los trozos menos vistosos, los más pequeños, para desmenuzarlos y añadirlos sobre la cebolla rehogada en la receta básica de croquetas. Añade también un par de cucharadas de la salsa del guiso.

De atún con pimientos del piquillo: 100 gr de bonito en aceite – 50 gr de pimientos del piquillo
Picamos los pimientos muy finos. Los rehogamos con la cebolla en la sartén y seguimos la receta. Para rehogar la cebolla se aprovecha el aceite de las latas de conserva. El atún desmenuzado se añade una vez elaborada la bechamel para que no se deshaga demasiado.

De puerros con queso: 1 puerro – 75 gr de queso tierno rallado grueso o en taquitos
En lugar de cebolla rehogamos puerro cortado en rodajas finas. Seguimos la receta y al final añadimos el queso y mezclamos bien.

De manzana con queso: Media manzana reineta – 100 gr de queso rallado grueso – Un puñado de nueces picadas
Con la cebolla rehogamos la manzana picada fina. Después de seguir la receta añadimos al final el queso y las nueces y mezclamos bien antes de dejar enfriar.

De pollo con curry y menta: 250 gr de pechuga de pollo asada o a la plancha – 1 cucharadita rasa de curry en polvo – Unas hojas de hierbabuena
Rehogamos el pollo picado con la cebolla, añadimos el curry, mezclamos y seguimos la receta. Al final añadimos la hierbabuena muy picada y dejamos enfriar la mezcla.

De pera, gorgonzola y nueces:
1 pera – Un puñado de nueces picadas – 125 gr de gorgonzola dulce
Rehogamos la pera picada con la cebolla, añadimos el gorgonzola picado y seguimos la receta. Al final añadimos las nueces picadas, mezclamos y dejamos enfriar.

De jamón (o bacón) y piña: 2 rodajas de piña – 100 gr de queso rallado – 120 gr de taquitos de bacón o jamón cocido
Rehogamos con la cebolla los taquitos de jamón o bacón y la piña muy picadita y bien escurrida. Seguimos la receta y añadimos el queso rallado al final. Dejamos enfriar.

De pulpo a la gallega: Un rejo de pulpo cocido – 2 dientes de ajo – 1 cucharada de pimentón
Para hacer estas croquetas rehogamos en aceite (no en mantequilla) los ajos picados (no usamos cebolla). Añadimos el pulpo picado finísimo, damos unas vueltas y ponemos el pimentón. Sin que llegue a freír añadimos la harina y seguimos la receta.

De champiñones o setas con jamón
Picamos finos unos champiñones o setas con jamón (serrano o de york), rehogándolos en mantequilla, y añadiendo después harina, leche, etc. para hacer la bechamel. Quedan muy bien si añadimos a la bechamel un poco de queso rallado. Los champiñones picaditos pueden añadirse también a las croquetas de carne o de pollo.

De jamón y huevo duro
Para las croquetas de jamón y huevo duro preparamos una bechamel normal espesita sobre cebolla rehogada y al final incorporamos los taquitos de jamón y el huevo duro, cuando ya esté la bechamel terminada. Es conveniente que el jamón no esté muy duro, y hay que tener cuidado con el punto de sal porque el jamón sala mucho.

Croquetas de cebolla frita y queso de cabra


Ingredientes:

-130 gr. mantequilla
-20 gr. aceite oliva
-3 dientes ajo laminados
-190 gr. harina trigo normal
-830 gr. leche
-1 cta. sal
-nuez moscada
-pimienta
-100 gr. queso de cabra (u otro queso)
-50 gr. cebolla frita (Ikea o Mercadona) CEBOLLA SECA
-huevo y pan rallado rebozar
-mermelada de tomate o pimiento- acompañar (opcional)


Preparación:


1- En una sartén amplia o bol, calentar la mantequilla con el aceite, hasta que la primera se funda.
2- Sofreír en la grasa los ajos laminados.
3- Añadir la harina y sofreir2 o 3 minutos, para tostarla y que no dé sabor a crudo.
4- Ir echando la leche poco a poco, sin parar de remover hasta que se forme una bechamel densa.
5- Añadir sal, nuez moscada, pimienta, el queso de cabra y la cebolla y remover el conjunto a fuego bajo, hasta que quede bien unido y el queso se funda.
Echar en una manga pastelera o en una fuente tapada con film y llevar unas horas a la nevera.
7- Formar las croquetas , pasarlas por huevo y pan rallado y freír en abundante aceite caliente.
Podéis acompañarlas con mermelada de tomate o pimientos, la que véis ahí, es caserita, está de buena!!!



Croquetas de atún con patata


Ingredientes

Para unas 18-20 croquetas

Para la masa
300gr de patatas
100gr de atún en aceite (bien escurrido)
1 huevo
20gr de mantequilla
Perejil fresco picado
Sal y pimienta
Pan rallado (dependiendo de la textura de la masa)

Para el rebozado
1 huevo
Harina
Pan rallado

Cómo preparar las croquetas de atún con patata
1.- Comenzamos poniendo a cocer las patatas enteras con abundante agua hasta que estén tiernas. Para comprobar el punto de cocción probamos de pincharlas con un cuchillo, si entra con facilidad es que ya están cocidas. Las dejamos templar fuera del agua.

2.- En un bol pondremos las patatas, ya peladas, añadimos un huevo, sal, pimienta y la mantequilla fundida. Mezclamos bien

3.- Ahora añadiremos el atún bien desmigado, el perejil picado y un poco de pan rallado. Mezclaremos de nuevo. Dependiendo como veamos la masa de maleable añadiremos un poco más de pan rallado. En mi caso con una cucharada fue suficiente.

4.- Es el momento de formar las croquetas. Con la ayuda de dos cucharas o con manos untadas con un poco de aceite iremos tomando porciones y dándoles la forma. A mi me gustan mas alargadas pero las podeis hacer redondas si preferís.

5.- Una vez hechas las dejamos reposar un poco en la nevera para tomen más cuerpo y poder rebozarlas mejor.

6.- Las rebozamos. Las pasamos primero por harina, le quitamos bien el exceso. Después por el huevo batido y, para terminar, por el pan rallado.

7.- Ya solo nos queda freirlas en aceite a unos 170-180ºC hasta que estén doradas. Antes de servirlas las dejamos reposar sobre papel de cocina para quitarles el aceite que sobra.


Croquetas de espinacas con queso mozzarella


Ingredientes:

(10 croquetas aprox.).

150 gr. de espinacas frescas.
100 gr. de mozarella.
1/2 cebolla.
500 ml. de leche.
4 cucharadas colmadas de harina de trigo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 huevo.
Pan rallado.
Pimienta negra molida.
Sal.


Preparación:

En una sartén ponemos las 2 cucharadas de aceite, calentamos a fuego medio y añadimos la cebolla picada muy fina. Damos unas vueltas e incorporamos las espinacas. Si no caben todas las espinacas en la satén, iremos agregándolas conforme vayan reduciendo de tamaño.

Bajamos el fuego a lento, espolvoreamos la harina en la sartén y removemos hasta que la harina se tueste ligeramente. Templamos la leche, añadimos un poco en la sartén y removemos. Seguiremos agregando leche poco a poco hasta agotarla, sin dejar de remover suavemente, evitando que se nos formen grumos de harina. Salpimentamos al gusto y seguimos removiendo sin parar hasta que la bechamel se espese, consiguiendo una masa algo densa y uniforme.

Dejamos enfriar la masa en la nevera unos 30 minutos como mínimo, cubierta por un film, para evitar que se reseque. Cuando la masa esté fría, incorporamos el queso en pequeños trozos.

Preparamos un plato hondo con un huevo batido y llenamos otro con pan rallado. Cogemos un pellizco de masa con las manos y le damos forma de croqueta, la pasamos por el huevo batido y luego la rebozamos de pan rallado. Repetimos la misma operación para hacer todas las croquetas.

Calentamos una satén a fuego fuerte con abundante aceite y freímos las croquetas en él, dándoles una vuelta a media fritura.


Notas / Variantes

En vez de freírlas directamente, podemos congelarlas para consumirlas otro día.

Croquetas de Pollo


Nota Informativa sobre el rox
Según el uso que le vayamos a dar y el espesor deseado, las proporciones cambian. Aunque siempre se mantiene la misma proporción de mantequilla y harina. Por tanto, por litro de leche tendremos las siguientes proporciones:
Salsa bechamel: 40g mantequilla + 40g harina + 1l leche
Crema bechamel: 60g mantequilla + 60g harina + 1l leche
Bechamel para fritos: 90g mantequilla + 90g harina + 1l leche
Para croquetas, la bechamel es incluso más espesa: 100g o 110g de mantequilla y harina por cada litro de leche.

Croquetas de Pollo
Ingredientes (16 coquetas grandes)
1 Pechuga de pollo (unos 250g)
Bechamel:
50g de mantequilla
50g de harina (mejor tamizada)
500 ml de leche
Sal
Pimienta negra (opcional)
Nuez moscada
Para rebozar:
1 huevo
Pan rallado
Aceite para freír

Elaboración

Preparamos la masa de las croquetas...
Cocemos el pollo en un cazo con agua y un puñadito de sal durante unos 30 minutos.
Picamos el pollo muy finito, desechando las partes más feas y las grasas.

Preparamos la bechamel:
Calentamos la leche, sin que hierva. Se puede hacer en el microondas.
En un cazo que no se pegue, derretimos la mantequilla a fuego medio.
Bajamos el fuego e incorporamos la harina, removiendo constantemente con una cuchara de madera para que no se formen grumos. Cocemos la harina hasta que coja algo de color, sin que llegue a tostarse, para que no quede sabor a harina cruda.

Con el fuego al mínimo, añadimos un poco de leche (como medio vasito) y seguimos removiendo hasta que la masa la absorba. Añadimos otro chorrito de leche y seguimos removiendo. Repetimos hasta haber incorporado toda la leche, deshaciendo los grumos que puedan salir. Este proceso requiere paciencia, sin prisas, ya que habrá llevar la salsa a ebullición y seguir removiendo durante unos 10-15 minutos.

Cuando tengamos una crema ligada que se desliza con la cuchara, añadimos la sal, la pimienta y la nuez moscada. Mejor a poquitos, ya que podemos probar la salsa para ver el punto de sal. De nuez moscada es mejor quedarse algo corto, ya que luego potencia su sabor.

Lista la bechamel, incorporamos el pollo y removemos hasta integrarlo. Dejamos cocer unos minutos, removiendo para que no se pegue. Probamos de sal y corregimos si es necesario.

Dejamos la mezcla enfriar y la echamos en una fuente. Tapamos la fuente con film para que no se forme costra en la salsa y lo metemos al frigo durante unas horas para que se endurezca y podamos dar forma a las croquetas. Mejor de un día para otro.

Damos forma a las croquetas...
Sacamos la masa de las croquetas justo en el momento de hacerlas, para que esté bien fría.

Con las manos húmedas, vamos cogiendo porciones de masa (como una cucharada) y dando forma. Primero les damos vueltas para que se ligue bien la masa y luego damos la forma alargada, cerrando las grietas que salgan. De esta forma evitamos que luego se rompan al freír.
Vamos disponiendo las croquetas en un plato.

Truco: Las croquetas que nos sobren, las podemos congelar en el mismo plato. Cuando estén congeladas, se pueden pasar a una bolsa o un tupper. Luego, sólo habrá que descongelar, rebozar y freír.

Rebozar y freír...
Batimos un huevo y lo ponemos al lado de la sartén donde vamos a freír las croquetas.
Ponemos también un plato con el pan rallado.

En una sartén, añadimos abundante aceite y lo ponemos a calentar.
Cogemos cada croqueta y la pasamos por huevo, embadurnando bien, y acto seguido por el pan rallado, rebozando uniformemente.

Por último, echamos las croquetas en el aceite, mejor en tandas para poder manejarlas. Cuando se vayan dorando por un lado, damos la vuelta con cuidado hasta que estén doradas de forma uniforme. Las vamos sacando a un plato con papel absorbente y seguimos con la siguiente tanda.

Croquetas de brandada de bacalao


Ingredientes


500 GRS.DE BACALAO DESMIGADO (a punto de sal)
2 PATATAS GRANDES
1/2 VASO DE LECHE SEMI-DESNATADA
1 AJO
ACEITE DE OLIVA
2 HUEVOS
PAN RALLADO

Preparación

Asamos las patatas al horno unos 30 min a 180º.
Cuando estén listas pelamos y dejamos enfriar .
En una cazuela ponemos el bacalao , cubrimos de agua y unas gotas de aceite . Cuando arranque el hervor , sacamos y dejamos reposar 15 min.
Lo escurrimos bien .
En un bol grande ponemos las patatas , el ajo y medio vaso de leche . Trituramos con el mini-pimer .
Debe quedar una masa espesa .
Es hora de pasar por huevo batido y pan rallado .
Vamos friendo .